Maid, de Molly Smith Metzler. (Netflix).

Por Manuel Germano.

«Maid», serie creada por Molly Smith Metzler que se puede ver en Netflix, resalta lo difícil que es para una mujer con bajos recursos y sin evidencias físicas poder probar ante los otros (la justicia también) el abuso emocional aún en un país de avanzada como EE.UU, donde los diferentes estados regulan jurídicamente estos asuntos. Alex (Qualley), no siempre toma las decisiones que pueden considerarse más pertinentes, pero cabe preguntarse si alguien en ese estado lo puede hacer o simplemente actúa como le es posible de acuerdo a sus circunstancias.

La actuación de Margaret Qualley es impecable, en su personaje se puede apreciar la sensibilidad y fuerza de una madre entrañable y luchadora, y al mismo el tiempo la fragilidad de una mujer que debe seguir adelante a toda costa, por ella pero por sobre todo por su hija. Los roles secundarios acompañan muy bien.

Desde lo narrativo, si bien la serie cae en lugares comunes y se torna monótona sobre todo en los primeros capítulos, plantea con inteligencia la violencia emocional como asunto para reflexionar a través de un sólido guión que la sostiene a lo largo de sus diez capítulos.

Opinión: Buena.

Streaming: «The night manager» (Amazon Prime Video)

Por Manuel Germano.

«The night manager» (2016), disponible en Amazon, es una miniserie británica basada en la novela homónima de John Le Carré y protagonizada por Tom Hiddleston, Hugh Laurie, Elizabeth Debicki y Olivia Colman, entre otros reconocidos actores. La historia tiene como protagonista a Jonathan Pine, un ex soldado de guerra devenido en gerente de hotel (Hiddleston) que es reclutado por Angela Burr (Colman), una empedernida y audaz agente de inteligencia británica, a fin de capturar a Roper (Laurie), un poderoso traficante de armas.

Filmada en diversas locaciones como Suiza, Londres y Marruecos, la serie dirigida por Susanne Brier tiene una trama interesante que no decae, muy buenos trabajos actorales, y un hilo dramático coherente y eficaz.

Pine logra infiltrarse en el circulo íntimo de Roper para obtener información sobre los delitos de trafico que lleva a cabo en diferentes partes del mundo, mientras que en Londres, Angela Burr descubre que atrapar a este delincuente tiene demasiadas complicaciones. Amenazas, extorsiones y el poder alineado con la delincuencia, serán los grandes obstáculos que Burr tiene que sortear para atrapar sin demasiada ayuda a este delincuente que sigue hace una década.

La serie, que recibió múltiples nominaciones y algunas victorias en los Golden Globes Awards y en los Critics Choice TV Awards del 2017, tiene una muy buena dosis de suspenso y acción y resulta muy atractiva desde su primer capitulo, cuando se abren varios interrogantes que el espectador tendrá que ir resolviendo a lo largo del desarrollo de la serie. Hasta ahora no ha sido confirmada la realización de una segunda temporada.

Opinión: Muy buena

«Little Fires Everywhere»: El fuego no se apaga.

Por Manuel Germano

Basada en la novela homónima de Celeste Ng y producida y protagonizada por Reese Witherspoon y Kerry Washington, «Little fires everywhere» nos relata en ocho capítulos la historia entre Elena (Witherspoon), una obsesiva y perfeccionista periodista y madre, y Mía (Washington), artista y madre soltera recién llegada a Shaker Heights, Ohio, el pueblo tranquilo e «inclusivo» donde transcurre la serie.

La serie, aclamada por la crítica, es un drama familiar que introduce con inteligencia temáticas como la discriminación, el aborto, el bulliyng, la maternidad subrogada y la adopción, entre otros.

Al escapar de un pasado que la atormenta, Mia llega a Shaker sin ningún plan, el pueblo de casas lujosas no parece tener ningún lugar para que Mia y su hija puedan instalarse, hasta que Elena decide hacer una excepción a las condiciones de alquiler y les renta una propiedad. La relación entre ambas comienza un camino tormentoso que se volverá el eje principal de toda la serie, junto con las relaciones que comienzan a formarse entre los adolescentes (la hija de Mia y los cuatro hijos de Elena).

Con flashbacks que permiten conocer más de las historias de las protagonistas, Little Fires Everywhere no teme a desarrollar varios hilos dramáticos en ambas familias y al mismo tiempo: miedos, secretos, posturas éticas sobre lo que está bien y lo que está mal, la desigualdad (en todo el sentido de la palabra), la felicidad aparente, las luchas internas…los pequeños fuegos que se encuentran presente en la vida de todos. Ahora bien, ¿se pueden apagar esos fuegos? Si se crea un verdadero incendio que va más allá de las llamas, ¿se puede encontrar una solución? ¿O es demasiado tarde? ¿Hasta qué punto se puede soportar sin que todo arda en llamas? En la primera escena del primer episodio la casa de Elena es devastada por el fuego, sabemos cómo termina (en parte) la historia, pero capítulo a capítulo descubriremos el porqué de esas llamas.

Mientras Mía lucha por lo que cree es justo y se enfrenta a un pasado del que escapó durante años, Elena intenta mantener la apariencia de la familia ideal mientras todo a su alrededor (y dentro de ella) se destruye.

El trabajo de todo el elenco es impecable, Witherspoon y Washington son hipnóticas, cada personaje es perfecto para cada una de ellas. De los jóvenes actores se destacan Megan Stott (Izzy) y Lexi Underwood (Pearl).

Si bien la serie no tiene confirmada una segunda temporada, no se descarta esa posibilidad, aún hay mucha tela para cortar y los seguidores esperan expectantes su continuación.

Opinión: Muy buena.

«Trying»: ¿Están listos para adoptar?

Por Manuel Germano.

Recientemente estrenada en Apple TV Plus, la comedia escrita y dirigida por Andy Wolton es una encantadora historia sobre una pareja que decide postularse para adoptar un niño. Original, divertida y emotiva, “Trying” logra la empatía con sus personajes desde un comienzo y entretiene en cada capítulo.


Jason (Rafe Spall) y Nikki (Esther Smith) viven en Camden y han deseado tener un hijo, pero la última visita al médico no arrojó los resultados esperados. “¿Qué hacemos ahora?” le pregunta Jason a Nikki, y esa pregunta se transforma en el motor que sigue todo el hilo dramático de la serie: tomar la decisión de adoptar y prepararse para eso. Tras repensar el asunto de enfrascarse en el sistema burocrático de adopción británico por varios días, ambos deciden seguir adelante con la idea. Todo este proceso, que implica altibajos emocionales, ciertas crisis y nerviosismo y un replanteo constante de la seguridad y la confianza de la pareja, es desarrollado por Wolton con la dosis justa de humor, romanticismo y emoción. ¿Están listos? ¿Cómo se supone que tienen que ser los padres adoptivos para ser admitidos por el panel que aprueba la solicitud? ¿Sirve de algo intentar cambiar y aparentar ser otros? son algunas de las preguntas que se realizan Jason y Nikki y cuyas respuestas encuentran (o no) en diversos momentos. Rodeados de un pequeño círculo de amigos y unos padres muy particulares, ambos viven en un entorno un tanto disfuncional que le aporta a la serie una arista simpática y original.

La dupla de Spall y Smith es sólida, convincente y entrañable, al igual que cada personaje de la serie, por más pequeño que sea en relación a la historia principal. Gran mérito de Wolton, que pensó la personalidad de cada uno de ellos y escribió un guión preciso y sencillo pero que a la vez profundiza sobre las relaciones humanas en escenas de gran emotividad sin caer en ningún tipo de solemnidad.

“Trying” cuenta con locaciones hermosas de Camden y una música que acompaña a la perfección cada escena. Con capítulos de 30 minutos, esta serie inglesa emociona por su sensibilidad y humor.

Opinión: Excelente.

Esta reseña fue publicada en el diario La Prensa, el día 14 de mayo de 2020.

Ficha técnica – artística.


Dirección: Jim O’Hanlon. Guión: Andy Wolton. Música: Paul Saunderson
Fotografía: Arthur Mulhern. Reparto: Esther Smith, Rafe Spall, Imelda Staunton, Sarah Niles, Simon Bubb, Robyn Cara, Ava Talbot, Mariah Nonnemacher, Diana Pozharskaya, Amber Aga, Darren Boyd, Paula Wilcox, Jonathan Rhodes, Katharine Bennett-Fox, Simon Kane

«The morning show»: Acoso sexual, poder y secretos detrás del set»

Por Manuel Germano.

Basada en el libro “Top of the Morning” de Brian Stelter, la primera temporada de “The morning show” fue estrenada el pasado 1ro de noviembre por la plataforma de Apple T.V plus, mientras que la 2da sería estrenada en noviembre de este año. Protagonizada por Jeniffer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell la serie atraviesa diferentes temáticas como la competitividad en el mundo de la televisión, las relaciones humanas que se generan delante y detrás de las cámaras, el poder, y una denuncia a la “cultura del silencio” que existe en el medio frente a situaciones de acoso.


Tras ser despedido por una denuncia de acoso sexual en su contra, el reconocido presentador de noticias Mitch Kessler (Carell) intenta hacer todo lo posible para recuperar la dignidad y el prestigio que considera le han arrebatado injustamente. Al enterarse de esta noticia, su compañera de equipo Alex Levy (Aniston), atraviesa una crisis emocional que la hace tambalear pero a la cual da batalla para mantener su altísima reputación profesional y llevar el programa de televisión adelante.

Por otro lado, la desconocida pero apasionada periodista Bradley Jackson (Witherspoon) se ve inmersa en esta historia y tras una oferta laboral que la seduce por un lado, pero le da miedo por otro, ocupa el lugar de Kessler como presentadora de noticias en el reconocido programa. Las chispas entre las formas de comunicar las noticias de ambas presentadoras, la lucha de egos, la rivalidad entre periodistas, productores y directivos y unos cuantos secretos que saldrán a la luz a lo largo de la serie convierten a “The morning show” en una serie dramática que si bien es un tanto frívola por momentos, transmite un mensaje claro, potente y necesario sobre que hay que comunicar y a quien hay que escuchar y apoyar.


En una entrevista brindada a Deadline (https://deadline.com/), la directora de la serie, Mimi Leder, comentó que “The Morning Show” es una pieza extremadamente oportuna, y vaya que lo es, pues atravesamos un momento de la historia donde movimientos como #MeToo toman cada vez más fuerza, y el rol de la mujer no solo en los medios de comunicación, si no también en la sociedad en general ha cambiado. Las denuncias de abuso sexual contra Harvey Weinstein y el estreno de la película “El escándalo” (que relata las denuncias de acoso sexual contra el director de la cadena Fox News, Roger Ailes) son solo algunos ejemplos del derrumbe de esta “cultura del silencio” contra la cual “The Morning Show” se enfrenta, sobre todo en los últimos capítulos, en donde la tensión dramática crece y se intensifica.


Con un notable elenco de actores y una producción impecable que costó 300 millones de dólares entre las dos temporadas, “The Morning Show” puede verse a través Apple TV Plus, servicio que tiene un valor de US$ 4.99 mensuales. Asimismo ofrece un año de suscripción gratuita de un año para quienes hayan adquirido un producto Apple.


Opinión: Muy buena.

Este comentario fue publicado en el diario La Prensa con fecha 12/4/20

Trailer oficial con subtítulos en español.

Titulo original: The Morning Show. Dirección: Mimi Leder. Guion Kerry Ehrin, Brian Stelter (Libro: Brian Stelter). Música Carter Burwell. Reparto Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Steve Carell, Nestor Carbonell, Billy Crudup, Mark Duplass.