Yorick, la mirada del bufón, de Fabricio Rotella.


Por Claudia Ferradas.

Yorick: el bufón con cuya calavera habla el príncipe Hamlet en el acto V de la gran tragedia Shakespeareana. La escena transcurre en el cementerio, donde Hamlet se reencuentra a escondidas con Horacio (no en el acto III, cuando Hamlet nos conmueve con su famoso soliloquio “ser o no ser…”, como muchos creen). Su única intervención en la obra de Shakespeare es a través del recuerdo del príncipe:

¡Ay, pobre Yorick! Yo le conocí, Horacio: era un hombre de una gracia infinita y de una fantasía portentosa. Mil veces me llevó a cuestas, y ahora, ¡qué horror siento al pensarlo!, a su vista se me revuelve el estómago. Aquí pendían aquellos labios que yo he besado no sé cuantas veces. ¿Qué se hicieron tus chanzas, tus piruetas, tus canciones, tus rasgos de buen humor, que hacían prorrumpir en una carcajada a toda la mesa? ¿Nada, ni un solo chiste siquiera para burlarte de tu propia mueca? ¿Qué hace ahí con la boca abierta? Vete al tocador de mi dama, y dile que, aunque se ponga el grueso de un dedo de afeite, ha de venir forzosamente a esta linda figura. Prueba a hacerla reír con eso.

¿Cómo imaginamos a ese bufón que tanto divirtió a la corte? ¿Por qué Hamlet guarda tan afectuosos recuerdos de él? Esta obra propone respuestas a esos interrogantes: es una precuela de la obra de Shakespeare, y divierte tanto como lo debe haber hecho el propio Yorick.

La trama se desarrolla antes del nacimiento del príncipe. El reino está en ruinas por una terrible peste, por deudas, por guerras –queda claro que cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia. El rey Hache, que sueña con ser aclamado como actor cómico, es un gobernante ineficiente obsesionado con hacer reír al pueblo. La reina Gerda intenta gobernar, pero es una alcohólica sonámbula. Yorick, el bufón sin gracia, fiel a la tradición del teatro shakespeareano, es quien marca el punto de vista y aporta, valga la ironía, un toque de cordura. Una noche de juerga, con toda su impronta carnavalesca, pondrá las jerarquías de cabeza y la obra de Shakespeare que conocemos tendrá otra lectura.

El texto de Fabricio Rotella es una comedia burlesca, por momentos disparatada, con toques escatológicos y metatextuales, donde cada uno de los personajes cobra, en las excelentes actuaciones, una dimensión caricaturesca que es a la vez patética y profundamente cómica. Nacho Bozzolo compone un Yorick entrañable, atrapado en sus circunstancias y en las voluntades de otros, que, como buen bufón, tiene mucho que enseñarnos. Bozzolo pasa de un tono intimista a un despliegue de teatro físico con fluidez y destreza. La escenografía, con su uso versátil de espacios y objetos, contribuye a crear climas con el apoyo de la iluminación y subraya la agilidad de la trama.

En síntesis, diremos con el príncipe Hamlet “¡Ay, pobre Yorick!” pero nos divertiremos mucho con el bufón de su infancia.

Ficha Técnico-artística.

TextoFabricio Rotella

ActúanNacho Bozzolo, Fernando De Rosa, Luciana Vieyra

EscenografíaAlfredo Aguirre

Diseño de vestuarioLuciana De Pinto

Diseño de lucesFernando Chacoma

Diseño sonoroIván Schuscheim

VisualesTurko González

FotografíaMariana Melinc

Diseño gráficoLucas Avigliano

Asistencia de direcciónStella Maris Previsdomini

PrensaValeria Franchi

Producción generalGisela Cantero

DirecciónFabricio Rotella

Datos de interés.

Duración: 70 minutos

Sábados 21:00 hs, del 30/4/2022 al 28/5/2022
Beckett Teatro

Guardia Vieja 3556 CABA

«Pura sangre», de Jorgelina Aruzzi.

Por Cecilia Della Croce.

La terna creativa de Aruzzi, Casella y Siciliani ha desembarcado en plena calle Corrientes con una propuesta distinta para la cartelera porteña. Pura sangre es una comedia musical diferente, apoyada en textos de Jorgelina Aruzzi, que reflexiona desde una mirada ácida sobre el amor. Griselda Siciliani se siente cómoda en este esquema que le permite brillar con luz propia y dar rienda suelta a su talento como actriz, cantante y bailarina, para ponerlo al servicio de su personaje: una mujer que es una suerte de mezcla mitológica de diva y yegua en busca de la posibilidad de autodefinirse. Es una heroína que se debate entre seguir siendo salvaje o dejarse domar. Se encuentra rodeada de hombres/potros (notable performance de los cinco bailarines del cuerpo de baile) que establecen un contrapunto con la protagonista y le repiten un inventario, cual coro griego, de mandatos que el mundo proyecta sobre ella y que definen el espacio donde está encerrada. Sin embargo, el deseo se derrama en los sueños que no reconocen los límites de la realidad y que señalan el camino de la libertad al ritmo de la excelente soundtrack con música original de Martín Bosa, y las precisas y expresivas coreos de Carlitos Casella.

Estos elementos, más el diseño escenográfico de Mariana Tirantte que nos sitúa en una caballeriza, el diseño de luces de Paula Fraga, y el vestuario de Cecilia Alassia, resultan en un combo original e interesante para narrar la historia de las desilusiones de esta “coleccionista de rechazos” que avanza a los tumbos entre la dignidad de poder sola y el dolor de “revolcarse en los vidrios rotos del desamor”. El hilo narrativo de la comedia dramática logra que la platea femenina se sienta identificada y se reconozca en los vaivenes por los que transita el monólogo intervenido por cuadros musicales, un poco a la manera de Nine (el musical sobre la vida de Federico Fellini).  

La única queja sobre esta comedia aguda que nos dice desde el título que “el amor es un monstruo” y que se atreve a cuestionar los clichés del amor romántico (y las secuelas que deja en las mujeres) es que como en el tango “Por una cabeza”, también siguiendo la metáfora ecuestre, “justo en la raya afloja al llegar” y remata la puesta con un final medio rosa, edulcorado y conformista que no le hace justicia al tono incisivo del resto del espectáculo, un producto jugado y atrayente, que es altamente recomendable y disfrutable.

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA.

ELENCO: Griselda SicilianiEddy GarcíaRakhal HerreroJuan Cruz Martínez MosqueraHervé SegataNicolás Tadioli

COREOGRAFÍA: Carlos Casella

DISEÑO ILUMINACIÓN: Paula Fraga

ESCENOGRAFÍA: Mariana Tirantte

MÚSICA ORIGINAL: Martín Bosa

PRODUCCIÓN EJECUTIVA: Marlene Nördlinger

LIBRO: Jorgelina Aruzzi

ASISTENTE DE DIRECCIÓN: Kevin Litvin

DIRECCION: Carlos Casella – Jorgelina Aruzzi

VESTUARIO: Cecilia Alassia

PRENSA: Raquel Flotta

TEATRO: Multitabaris Comafi

DIRECCIÓN: Av. Corrientes 831, CABA

FUNCIONES: de miércoles a domingo

CALIFICACIONES: +13, comedia dramática, musical

23344, de Lautaro Vilo.

Por Claudia Ferradas.

Una sala pequeña. Los personajes ya se encuentran en escena, tocando sus guitarras, cuando el público accede a la sala. Es casi como entrar al cuarto donde tres amigos se encuentran una vez más para conversar, hacer música, beber. Son muchachos carismáticos, podrían ser cualquier primo o vecino.

El título de la obra, 23344, hace referencia al número de una ley de 1986 que impuso la impresión de la leyenda “El fumar es perjudicial para la salud” al costado de los antiguos paquetes de cigarrillos. Se comenzaba entonces a deconstruir la imagen del cigarrillo asociada al glamour y se develaban los efectos nocivos del tabaco. A partir de la presión social respecto de fumar o no, la obra pone sobre la mesa el debate sobre los límites de las libertades individuales. Los tres amigos poco a poco se alternan en la narración de recuerdos en un crescendo en los que esa presión se aplica a otros aspectos de la vida.

Escrita por Lautaro Vilo hace más de 20 años, la obra cobra hoy enorme vigencia. Descarnada y sincera, por momentos brutal, resalta el valor de la amistad a la vez que pone en escena secretos bien guardados sobre los mandatos a los que están sujetos los personajes para ser considerados masculinos, la presión grupal e institucional, la incapacidad de medir las consecuencias de actos violentos sobre las vidas de otrxs. Lo obsceno se narra, pero la potencia dramática de los monólogos es tal que creeremos ver, palpar, oler, sentir lo que se describe –y lo que nos cuentan incomoda, mucho.

Con unos pocos objetos funcionales y vestuario muy apropiado, con música en vivo que alivia la tensión y crea climas, y con excelentes actuaciones, 23344 abre preguntas sobre la construcción de masculinidades. El texto potente e incisivo de Lautaro Vilo y la eficaz dirección de Francisco Civit crean una obra que nos interpela con la fuerza de los monstruos que ocultamos bajo la alfombra para olvidarnos de su existencia –hasta que el monstruo ataca y recordamos que estuvimos alimentándolo, aunque supiéramos que podía ser perjudicial.

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA



Autoría: Lautaro Vilo

Actúan: José María Barrios Hermosa, Juan Pablo Maicas, Julián Vilar

Vestuario: Cecilia Zuvialde

Escenografía: Cecilia Zuvialde

Música original: José María Barrios Hermosa, Francisco Civit, Juan Pablo Maicas, Julián Vilar

Diseño De Iluminación: Facundo Estol

Diseño gráfico: Adrián Riolfi

Asistencia de dirección: Lorena Daufí

Producción: Graciela Barreda

Colaboración En Producción: Zoilo Garcés

Co-producción: Teatro El Crisol

Dirección general: Francisco Civit

Composición Musical: Tommy Oddone



Teatro El Crisol

Malabia 611 – CABA

Sábados 20 hs. Hasta el 28/05/2022

Sería una pena que se marchitaran las plantas, de Ivor Martinic.

Por Cecilia Della Croce.

Por estas semanas, en la efervescente escena teatral porteña, asistimos a la visita del dramaturgo croata Ivor Martinic, quien nos deslumbrara con su obra, suceso del off, Mi hijo solo camina un poco más lento. En esta ocasión asume el triple (y riesgoso) desafío de multiplicarse en el rol de autor, director y participante arriba de las tablas en Sería una pena que se marchitaran las plantas, una nueva pieza que constituye un experimento teatral en el que busca contar una historia simple de rupturas y recuerdos desde la perspectiva de una nueva dramaturgia rupturista.

En esta pieza sobre los intentos de expresarnos y crear una historia que podamos contar y que podamos asumir, se ponen en juego elementos que se proponen hacer foco en cómo generamos el relato de la vida cotidiana, en una versión gestada en colaboración con la actriz catalana Júlia Ferré y el actor argentino Victorio D’Alessandro, mediante un proceso de improvisación con Barcelona como escenario. La obra tiene una estructura abierta, en la que cada puesta en escena es diferente y los actores usan sus propios nombres, edad y biografía. El resultado tiene algunos pasajes logrados y unas cuantas ideas que seguramente servirán para que este joven y avezado dramaturgo siga explorando el universo de la creación desde su particular mirada.

Este es el primer proyecto del autor croata dirigido por él mismo en España, donde vive desde 2016, producido por su asociación artística T25. La gira argentina es realizada en colaboración con la asociación artística TeaCro, cuyo objetivo es promocionar obras de teatro croata en países hispanohablantes.

 

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Autoría: Ivor Martinic

Traducción: Nikolina Zidek

Actúan: Victorio D´Alessandro, Júlia Ferré

Fotografía: Claudia Pons Bayen

Diseño gráfico: Guillermo Miranda

Prensa: Marisol Cambre

Dirección: Ivor Martinic

Duración: 60 minutos

Clasificaciones: Teatro, Presencial, Adultos

Salas: MOSCÚ TEATRO – Ramirez de Velasco 535 – CABA

Teléfonos: 2074-3718

Web: http://www.moscuteatro.com.ar

Viernes 11/3 – 23 hs.

Domingo 13/3 – 18:00 hs.

 

ESCENARIO-40. Calle 40 #1180 – La Plata

Teléfonos: +5492213502882

Entrada: $ 1.600,00 – Jueves – 21:30 hs – 10/03/2022

 

MOSCÚ TEATRO – Ramirez de Velasco 535 – CABA

Teléfonos: 2074-3718

Web: http://www.moscuteatro.com.ar

Viernes – 21:30 hs y 23:00 hs – 11/03/2022

 

ESCENARIO-40. Calle 40 #1180 – La Plata

Teléfonos: +5492213502882

Entrada: $ 1.600,00 – Sábado – 19:30 hs – 12/03/20

Una circunstancia denominada mundo, de Jimena Aguilar.

Por Cecilia Della Croce.

Una circunstancia denominada mundo es un espectáculo escrito y dirigido por Jimena Aguilar, que ganó el III Premio Internacional “Dramaturgia Invasora” 2019 en España y formó parte del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA 2020), y se presenta los lunes a las 21hs en el Espacio Callejón.

La autora cuenta cómo surgió este particular y cautivador libro: “Escribí este texto en 2018 en el laboratorio coordinado por Ariel Farace, donde a partir de lecturas, observaciones y comentarios de distintos materiales de diferentes autoras y autores que hacíamos semana a semana, que sugerían ciertos disparadores y estímulos, se generaron diversas texturas de textos que luego fueron dándole forma a este organismo múltiple llamado Una circunstancia denominada mundo. El viaje metafórico como mecanismo para poder encontrarse a una misma funcionó como eje temático y articulador, así como el concepto de que el pasado y el futuro se construyen, mientras que el presente simplemente es”, Jimena Aguilar.

Esta serie de reflexiones se desgranan en una serie de actos, a modo de viñetas, que iluminan una docena de episodios en las vidas de Bruno (Juan Tupac Soler) y Dalmaro (Guido Botto Fiora), junto a sus dos mejores amigos, El Neto (Matías Dinardo) y La Neta (Camila Peralta), desde una mirada al mundo interior de personajes que nos hablan de una peculiar forma de transitar el espacio y nos permite asomarnos a universos alternativos desde su entrañable mezcla de fragilidad y delirio.

La puesta pone en juego una gama de recursos audiovisuales para crear un collage de texturas, un blend de frases y selfies con mensajes proyectados sobre diferentes superficies, una DJ en vivo, un par de instrumentos musicales, coreos, rap, una buena puesta de luces, un puñado de elementos escenográficos (una cama, una lámpara, una mini pileta inflable, un par de reposeras) y una narradora (Natalia Casielles) que aparece a través de acotaciones de escena y un epílogo. Con estos elementos y las buenas performances de los intérpretes que se prestan al juego escénico con plasticidad, soltura y buena química, Jimena Aguilar logra plasmar unas postales en slow motion que dan vida a las historia mínimas de seres que intentan indagar en la poética de lo cotidiano, en la clave de los sueños y los miedos, en cómo es estar sin estar, en preguntarnos si se puede vivir con la ausencia del que se fue, en dudar si extrañar es resignarse a que el pasado se nos esfume irremediablemente hasta borrarse de nuestro recuerdo.

Una propuesta distinta, especialmente recomendable para los habitués del circuito off que buscan perlitas escondidas.



FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Autoría: Jimena Aguilar

Intérpretes: Guido Botto Fiora, Juan Tupac Soler, Natalia Casielles, Matias Dinardo, Camila Peralta

Vestuario: Carla Marconi

Diseño de sonido: Jimena Aguilar

Visuales: Mantrixa

Música original: Jimena Aguilar

Diseño de iluminación: Ricardo Sica

Fotografía: Mora Garzón

Arte: Carla Marconi

Diseño gráfico: Mantrixa

Prensa: Marisol Cambre

Producción: Pablo Lopez

Colaboración en dirección: Carolina Basaldúa

Dirección: Jimena Aguilar

Sala Espacio Callejón

Dirección: Humahuaca 3759 – CABA

Funciones: lunes a las 21 horas desde el 14 de febrero hasta el 28 de marzo

Duración: 70 minutos

Clasificaciones: Teatro, Presencial, Adultos

Entradas por Alternativa Teatral.

Localidades: $1000 – Estudiantes y jubilados: $800