“TEBAS LAND”, en el mítico Timbre 4.

Muchas veces durante el año asistimos a ver obras de teatro de gran calidad, pero son muy pocas aquellas que logran dejarnos sin aliento, con una sensación en el cuerpo difícil de definir, pues, en esta pieza, se alterna la ternura, la tristeza, la soledad, y el enternecimiento con gran inteligencia.
Al pasar unos minutos, y tras el aplauso final, cuando la ficción desaparece y son los actores quienes salen a saludar, uno se permite ir dejando el contrato que estableció con la obra y empieza a adentrarse en la realidad. Pero uno ya no es el mismo, es otro, esta TRANSFORMADO, atravesado por emociones que surgieron en esos minutos en donde se dejó atrapar por la puesta.
Toda esta experiencia me sucedió el pasado viernes en “TEBAS LAND“, de Sergio Blanco, dirigida por Corina Fiorillo y protagonizada por Lautaro Perotti y Gerardo Otero, en Timbre 4 (uno de mis espacios de teatro favoritos).
El autor nos presenta un material realmente exquisito y original que plantea sobre la escena una temática que no pasa desapercibida y que no es representada comúnmente en el teatro: el parricidio. Cuando escuchamos esta palabra sabemos que nos referimos al delito de matar a un pariente cosanguineo en linea recta, es decir que frente a nosotros, vamos a tener un personaje que será quién cometió ese crimen. ¿Qué pasa con ese personaje? ¿Qué lo motivó a realizar lo que realizó? ¿Cuál es su historia? ¿Cuál es su propia versión de los hechos?, muchos son los interrogantes que uno empieza a cuestionarse en el fuero interno cuando sabemos desde un comienzo con que tipo de rol nos vamos a encontrar. Preguntas que dejan de ser importantes cuando la obra te invita a entrar en una historia en donde todos los cuestionamientos imaginables tienen respuesta, en donde la creación del personaje principal, interpretado magistralmente por Gerardo Otero, quien crece profesionalmente en cada trabajo que realiza, nos impacta con  una actuación potente, y de un alto compromiso emocional.
Lautaro Perotti, quién será quien nos guía a través del relato de TEBAS LAND, nos contará junto a Gerardo Otero, esta pieza inolvidable, que de la mano de Corina Fiorillo,  (“Dignidad”, “El principio de Arquímedes”, solo por mencionar algunas de las obras que dirigió), se transforma no solo en una opción imperdible de la cartelera porteña.
Perotti y Otero conforman una dupla que logra una sintonía cautivante, y alcanzan momentos que quedan grabados en la retina, y en el corazón del espectador. La obra, como producto final, no escatima en nada, se lanza fuerte contra el publico,, generando un aplauso final ininterrumpido.
EL TEATRO HACE BIEN.
Calificación: Muy buena.
Ficha técnica:
Texto:
Sergio Blanco
Actúan:
Gerardo Otero, Lautaro Perotti
Escenografía:
Gonzalo Cordoba Estevez
Iluminación:
Ricardo Sica
Fotografía:
Fabián Pol
Diseño gráfico:
El Fantasma De Heredia
Asistencia de dirección:
María García De Oteyza
Prensa:
Marisol Cambre
Producción:
Maxime Seugé, Jonathan Zak
Coach De Movimiento:
VIVI Lasparra
Dirección:
Corina Fiorillo
TIMBRE 4
México 3554 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4932-4395
Web: http://www.timbre4.com
Entrada: $ 250,00 – Viernes – 20:45 hs
Entrada: $ 250,00 – Domingo – 19:15 hs
hh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s