Cine: “Obsesión”, de Steven Knight


Por Cecilia Della Croce

TW: @cecidepalermo – IG: @cecidepalermook

Obsesión nos lleva a la una isla paradisíaca en el medio de la nada llamada Isla Plymouth, donde el muy guapo y descamisado Baker Dill (Matthew McConaughey) trata de ganarse la vida como capitán del Serenity, un barco  para excursiones de pesca, junto con su fiel ayudante Duke (Djimon Hounsou). El inconveniente es que nuestro héroe, una cruza entre Don Quijote y Robinson Crusoe, está empecinado con pescar un atún gigante que se le viene escapando hace rato (y que curiosamente bautizó como Justice). Entre esa obsesión por el “gran pez” y las muy frecuentes visitas al bar de pescadores donde Baker se gasta los últimos dólares que le quedan en el bolsillo, el emprendimiento para turistas con plata se le va a pique. Un buen día, la tranquilidad de la isla se ve alterada por la llegada de Karen (Anne Hathaway),una “femme fatale” un poco caricaturesca, de capelina blanca y anteojos negros gigantes, que resulta ser la ex del capitán, casada en segundas nupcias con un millonario maltratador; ella irrumpe en el bar al mejor estilo Casablanca  para tratar de volver a seducir al padre de su hijo y lograr que la ayude a sacarse de encima al marido número dos.

Hasta acá el planteo básico de la película que por supuesto después tiene una vuelta de tuerca que no voy a contar para no spoilearla del todo. Falta agregar un enigmático personaje: un hombrecito bastante extraño que, al mejor estilo del Conejo en Alicia en el País de las Maravillas, se la pasa media película recorriendo la isla vestido de traje negro y corbata finita, tras los pasos del capitán Dillon para entregarle la clave del revés de la trama de este micromundo donde nada es lo que parece. El problema es que el planteo básico está lleno de clichés y actuaciones acartonadas en trazo grueso, y la vuelta de tuerca no es todo lo inteligente y sorpresiva que el director y guionista quiere hacernos creer. La película intenta ser un tributo millenial a la idea shakesperiana que aparece en La Tempestad y que se podría resumir en esta cita de un poema de Edgar Allan Poe: “All that we see or seem/ is but a dream within a dream” (todo lo que vemos no es más que un sueño dentro de un sueño), pero resulta un intento fallido, con una historia enredada y pretenciosa.   

Obsesión es una especie de cóctel que lleva una medida de Moby Dick y una de The Truman Show con un twist de Lost, pero cae medio pesado.

Calificación: Regular

REPARTO

Baker Dill: Matthew McConaughey 

Duke: Djimon Hounsou 

Constance: Diane Lane

Karen Zariakas: Anne Hathaway

Frank Zariakas: Jason Clarke

Reid Miller: Jeremy Strong 

Ape: Robert Hobbs 

Patrick: Rafael Sayegh


FICHA TÉCNICA

Título original: Serenity

Dirección: Steven Knight
Guión:
Steven Knight 

Producción: Guy Heeley, Greg Shapiro y Steven Knight

País: Estados Unidos
Año: 2019
Duración: 106 min.

Estreno en Argentina: 28/02/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s