Furriel, y un memorable “Hermógenes”.

“El patrón, radiografía de un crimen” es una película argentina dirigida por Sebastián Schindel, basada en la novela homónima de Elías Neuman, llevada al cine el año pasado con las actuaciones de Joaquín Furriel, Luis Ziembrowsky, Guillermo Pfening, German Da Silva y Mónica Lairana.

El film ,premiado en varios festivales internacionales, nos cuenta parte de la historia de Hermógenes, un santiagueño (Furriel) que viene a Buenos Aires junto a su mujer (Lairana) a probar suerte tras pasar por condiciones muy desoladoras en su tierra natal. Aparentemente en la “ciudad de las oportunidades” ambos podían tener un futuro mejor, incluso el sueño de poder prosperar se vislumbra cuando el patrón de Hermógenes, (Ziembrowsky), le ofrece hacerse cargo de una de las carnicerías, le da un lugar para que se puedan instalar, y le promete futuro, casa, y trabajo.

¿Pero cuánto pueden llegar a durar las falsas ilusiones? ¿El abuso disfrazado de solidaridad? Las  cruentas y esclavizantes actitudes del patrón someten a Hermogenes en situaciones aberrantes. El odio, la discriminación y el abuso abren paso al desencadenante final.

La película, que está basada en hechos reales, nos recuerda que esas situaciones que vemos en cada escena pasan a diario, a veces frente a nosotros. El trato ultrajante de los patrones hacia los empleados es moneda corriente. Hay un abuso constante por parte de estos sobre los trabajadores, que se someten incluso, por las más básicas de las necesidades, a situaciones ultrajantes. Se juega con las esperanzas, con los sueños, se los considera herramienta de trabajo. Uno podría pensar ¿Y por qué no denuncian?, y la respuesta es simple: Miedo. Miedo de que no se haga nada, miedo a quedar sin ese mísero, pero único trabajo. Miedo a quedar en la calle. Miedo a perder lo único que se ha conseguido.

Se destacan los trabajos de Joaquín Furriel, que se aleja de su phisique du rol de dandy para componer excelentemente un personaje muy complejo y para el cual trabajó muchísimo, y Luis Ziembrowsky, quien estremece en un rol oscuro y cargado de odio. Logra construir un arquetipo muy identificable del patrón explotador, sublime labor.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=Lwu0ifNCess

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s