Cine: “Mi mascota es un león”, de Gilles de Maistre

Por Manuel Germano.

La película francesa que se estrenó el pasado jueves en nuestra cartelera nos relata la historia Mia, una niña que junto con su familia debe adaptarse a vivir en un granja de leones de Sudáfrica. Si bien las ganas de volver a su antigua vida en Londres generan en ella una inconformidad constante, la llegada de Charlie (un león blanco) modifica su realidad: el hermoso animal se transforma no solo en su mascota, sino también en su mejor amigo.

Charlie y Mia construirán un vinculo lleno de ternura y complicidad a lo largo de los años (es interesante ver el crecimiento de la niña y el león en la película, un trabajo digno de destacar debido a que esta se filmó a lo largo de tres años). Llegado a la adultez, el león será la estrella del parque donde vive Mia, hasta que se entera que la vida de su mejor amigo corre peligro. Si bien el eje principal de toda la película es la relación entre Mia y Charlie, el conflicto que surge y la resolución del mismo se vuelve predecible e inverosímil.

Es destacable el trabajo de Melanie Laurent (Daniah De Villiers): las escenas con el león y las que comparte con su hermano en la ficción, Ryan McLennan, están muy bien logradas. Los rubros técnicos son impecables y las locaciones donde se filmó la película son visualmente bellas. Sin embargo, le juegan en contra a la historia su linealidad narrativa y los puntos obvios que atraviesa.

Opinión: Buena.

Ficha técnica


Título original: Mia et le lion blanc

Año: 2018

Género: Aventura

Director: Gilles de Maistre

Origen: Francia, Sudáfrica, Alemania.

Duración: 98 min.El film se estrena doblado al castellano


Reparto: Mélanie Laurent, Daniah de Villiers, Langley Kirkwood, Ryan McLennan.


Distribuidora: Energía Entusiasta

Datos de interés


Kevin Richardson, conservacionista, experto en comportamiento de estos animales y conocido popularmente como “El Encantador de Leones”, supervisó todo el proceso de producción y las interacciones entre los leones y los niños, asegurando que ambas partes estuvieran en condiciones de seguridad, respeto y dignidad.
La película se rodó durante un período de tres años para tomar los recaudos necesarios en el vínculo entre seres humanos y animales. En el filme, ese tiempo se observa en la evolución real de Mía y el león.
Durante ese período, una manada de seis leones crecieron juntos: Thor -elleón que interpreta a Charlie-, otro macho y cuatro leonas.
Sólo tres personas pudieron interactuar con los leones: Daniah, Ryan y Richardson. El objetivo: garantizar un ambiente de trabajo seguro, tanto para los actores como para los animales.
Hoy, los seis leones permanecen juntos y viven en el Santuario de Vida Salvaje de Richardson, gracias a un fondo creado por el equipo de producción.
A través de una historia de ficción dirigida a toda la familia, el filme busca despertar conciencia sobre la problemática del negocio de cacería de leones, y sobre el rol fundamental de las organizaciones que trabajan verdaderamente en pos de su conservación.
La película está teniendo un muy buen recorrido por Latinoamérica (territorios donde ha sido estrenada: México, Colombia, Bolivia y Ecuador) donde ha sido vista por casi 800.000 espectadores.
Y está siendo un suceso en Europa, con excelentes resultados en Francia (U$D 10.569.245 de recaudación), Alemania (U$D 4.151.976) e Italia (U$D $6.418.169) entre otros países.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s