Musicales: “Cabaret”, de Joe Masteroff, John Kander y Fred Ebb

Por Cecilia Della Croce.

Hace algunas semanas fuimos a ver Cabaret, un clásico de los clásicos del teatro musical que desde su estreno en Broadway en 1966 ha tenido muchas versiones en los escenarios del mundo y en la cartelera porteña (la última fue la recordada puesta de 2007, encabezada por la talentosa dupla de Alejandro Paker y Alejandra Radano, reemplazada más tarde por Karina K). En esta lujosa reedición 2019,  la obra viene arrasando en la taquilla desde su estreno en abril y es uno de los musicales más destacados del año ya que logró 13 nominaciones a los Premios Hugo que se entregan el 3 de septiembre.

Esta muy cuidada producción de la mano de tres destacados directores que aportan su visión (Gerardo Gardelín en lo musical, Claudio Tolcachir en el renglón actoral y Alberto Negrín en la faceta artística) y un equipo técnico a cargo de algunos de los mejores exponentes de cada rubro (Renata Schussheim en vestuario, Damián Brissio en maquillaje, Alberto Negrín en escenografía y Mariano Demaría en luces) desembarcó en el Teatro Liceo, el más antiguo de la ciudad (que data de 1872), reacondicionado y ambientado para recrear el Kit Kat Klub de la Alemania pre-nazi de principios de la década de 1930.

En medio de la atmósfera de esa Berlín aparentemente jovial pero a la vez ensombrecida por una nube opresiva, se desarrolla la historia de Sally Bowles (Florencia Peña), una cantante que trata de sobrevivir en ese antro, espejo de la decadencia y del sórdido humor social de la época, y conoce a un escritor norteamericano (Juan Gilera), quien llega al viejo continente en busca de inspiración para una novela pero queda atrapado en una intriga que revela el peligroso trasfondo político de lo que se avecina. Tal vez por el hecho de que la pareja es un tanto despareja y que la protagonista se aferra a una potencia que le resta matices (sobre todo en su interpretación como cantante), estos dos papeles quedan un poco en un trazo grueso que no llega a transmitir la profundidad del conflicto interno que encierra su relación.

En la trama, hay otra historia de amor maduro, entre la dueña de la pensión (delicioso personaje a cargo de una señora actriz como Graciela Pal) y el personaje de Herr Schultz, un comerciante judío que involuntariamente queda en el ojo de la tormenta (bellamente interpretado por Enrique Cragnolino, ambos nominados a los Hugo por mejores actuaciones de reparto), y lamentablemente esa esperanza otoñal choca con una coyuntura histórica sin lugar para finales felices.

Quien nos da la bienvenida y nos despide del Cabaret es el maestro de ceremonias, un personaje muy bien llevado por Mike Amigorena que sirve de hilo conductor y maneja los climas de ese micromundo en donde todo vale para evadirse de la tremenda turbulencia que se respira en la Europa entre las dos guerras mundiales. Él y su troupe, como la orquesta del Titanic, son los encargados de que todo parezca divertido y maravilloso aunque los aceche un futuro ominoso e incierto detrás de los cortinados raídos y las paredes que empiezan a descascararse, tal como queda plasmado en el impactante final de la obra. Algunos de los mejores momentos de la noche pasan por los números musicales a cargo de Alejandra Perlusky, Cynthia Manzi, Mariano Condoluci que se destacan (los tres están nominados a los Premios Hugo) y se ganan su aplauso dentro de un buen ensamble de cantantes y bailarines con talento y oficio.

Una apuesta fuerte que ha cosechado muy buenos frutos.

Opinión: Muy buena

Ficha técnico artística

Libro y música: Joe Masteroff, John Kander y Fred Ebb.

Versión y adaptación: Fernando Masllorens y Federico Gonzalez del Pino

Traducción de canciones: Gonzalo Demaría

Elenco: Mike Amigorena, Mariano Condoluci, Enrique Cragnolino, Romina Groppo, Juan Manuel Guilera, Carla Lanzi, Facundo Magrané, Cynthia Manzi, Graciela Pal, Rodrigo Pedreira, Florencia Peña, Alejandra Perlusky, Eugenia Stanovnik, Cintia Torres García, Sebastian Vitale, Florencia Viterbo

Diseño de escenografía y sala: Alberto Negrín

Diseño de luces: Mariano Demaría

Diseño de sonido: Gastón Briski

Diseño de coreografía: Gustavo Wons

Diseño de vestuario: Renata Schussheim

Maquillaje y peinados: Damián Brissio

Stage Manager: Max Otranto

Asistente artística: Paula Ransemberg

Producción ejecutiva: Martin Arevalo

Producción general: Gustavo Yankelevich para RGB Entertainment Group 

Dirección musical, arreglos y dirección vocal: Gerardo Gardelin

Dirección artística: Alberto Negrín

Dirección de actores: Claudio Tolcachir

Datos de interés

TEATRO LICEO
Rivadavia 1499  – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4381-5745
Web: http://www.multiteatro.com.ar/teatros/3-liceo.aspx
Funciones: Domingo, Viernes y Sábado – 20:00hs 
Miércoles y Jueves – 20:30hs 
Viernes y Sábado – 22:30hs 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s