Me duele una mujer, de Manuel González Gil.

Por Manuel Germano.

Escrita y dirigida por Manuel González Gil, la obra protagonizada por Nicolás Cabré , Mercedes Funes y Carlos Portaluppi es una de las apuestas del Multiteatro en este verano.

La pieza relata la historia de Miguel Sánchez (Cabré), un profesor de filosofía que fue abandonado de forma repentina por su novia Paula, lo que le causa una terrible angustia que no es capaz de sobrellevar. La terapia con su psicóloga (Funes) da cuenta de las dificultades de Miguel para poder avanzar con su vida y salir del pozo en el que quedó tras la intempestiva ruptura amorosa. La obra reflexiona sobre cuán poderoso puede ser el amor para dejar sus huellas en quien no puede seguir adelante tras una separación, el no querer olvidar al otro y sin embargo, intentar avanzar y derribar las propias barreras para retomar la posibilidad de conocer a otra persona. Si bien la temática es dramática, la puesta en escena tiene una mirada desde la comedia, así, ambos géneros dialogan y conviven en el material. El trabajo de Manuel González Gil resulta pretencioso y encuentra grandes aciertos en sus actores principales (excelentes en lo que saben hacer), pero algunas fallas en la dramaturgia y la dirección de actores .

El texto cuenta dentro de sus aciertos con monólogos dramáticos bien construidos y diálogos hilarantes que despiertan las carcajadas del público. Nicolás Cabré se luce tanto en las escenas cómicas, las cual maneja con soltura, y también en las que requieren una composición más dramática. Mercedes Funes compone varios personajes y en cada uno de ellos brilla y seduce a la audiencia. Carlos Portaluppi aporta una gran dosis de humor con su rol. Las tonalidades de su voz y su forma de decir los textos entretienen al público desde su aparición.

Los jóvenes Facundo Calvo y Sol Loureiro no logran destacarse en sus breves intervenciones. Sus respectivos personajes bien podrían haber sido construidos desde el relato,sin la necesidad de que dos actores los personifiquen.

En los rubros técnicos se destaca la escenografía de Jorge Ferrari, que recrea ambientes con una estética de gran calidad, mientras que la música original de Martín Bianchedi acompaña los diferentes climas de la obra.

Me duele una mujer es una comedia dramática para reír y reflexionar, bien ejecutada e interpretada por tres protagonistas que se sacan chispas en el escenario.

Ficha técnica
Autor y director: Manuel González Gil. Música original: Martín Bianchedi. Diseño de escenografía: Jorge Ferrari. Diseño de iluminación: Manuel González Gil. Diseño de vestuario: Pepe Uría. Fotografía: Gabriel Machado. Diseño gráfico: Lucila Gejtman. Comunicación Digital: Bushi contenidos. Prensa & Comunicación: Raquel Flotta. Producción artística: Juan Manuel Caballé. Dirección de Producción: Ricardo Gallo. Producción General: Julio Gallo. Producción Ejecutiva: Federico Brunetti

Entradas por Plateanet.

Publicado por

Ociopatas

Críticas y comentarios de cine y teatro. Twitter @ociopatasok. Instagram y Facebook: Ociopatas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s