«Un actor debe trabajar toda su vida, cultivar su mente, desarrollar su talento sistemáticamente, ampliar su personalidad; nunca debe desesperar, ni olvidar este propósito fundamental: amar su arte con todas sus fuerzas y amarlo sin egoísmo». Constantin Stanislavski.

Historia de honor, de J.D. Dillard.

Por Manuel Germano.

(@mangermano).

De la mano del director de «Sweetheart» y «Stray» llega este jueves a las salas de cine una película sobre la amistad entre dos pilotos de élite, inspirada en hechos reales y basada en el best seller «Devotion», de Adam Makos.

La Guerra Fría es el contexto temporal y espacial. Corren los años 50 y en Estados Unidos un escuadrón de aviadores de primer nivel entrena a diario para luchar contra Corea en una misión compleja. La película se centra en el vínculo que nace entre dos pilotos provenientes de mundos diferentes, Jesse Brown (Jonathan Majors), un aviador de color, excelente pero con la carga emocional de ser «el distinto» de su grupo y de la sociedad que lo rodea, y Tom Hudner (Glen Powell), un soldado impecable y condecorado. La película traza varias líneas: el conflicto bélico, los entrenamientos, los aviones de combate y sus dificultades. Por otro lado la amistad entre los dos aviadores protagonistas, los mundos distintos de donde vienen, sus deseos, y como tercera línea la biopic sobre el personaje de Jesse Brown, el primer afroamericano en volar para la Marina de los EE.UU y protagonista de la historia.

«Historia de honor» cuya premiere mundial fue en el Festival de Toronto este año, tiene escenas de acción muy bien logradas y una trama sencilla y efectiva, pero con desenlaces demasiado obvios y previsibles que no puede sortear. El guión de Jake Crane y Jonathan Stewart no logra captar la atención y el interés del espectador, está plagado de frases hechas y clichés.

Las actuaciones son estereotipadas, el protagónico de Jonathan Majors no resulta suficiente para sostener el peso dramático de las dos horas de duración del filme. Las decisiones de Dillard como director resultan correctas pero atadas a una fórmula demasiado conocidas por la audiencia.

«Historia de honor» tiene ciertas escenas visualmente logradas para disfrutar en la gran pantalla, los rubros técnicos en general son de calidad, pero la dirección, el guión y las actuaciones no logran destaque alguno y transforman a la película en un ejemplar más de cine sobre héroes de guerra y superación, de lo cual ya se ha visto demasiado.

Opinión: Regular.

T: Devotion

D: J.P Dillard

G:Jake Crane, Jonathan Stewart. Libro: Adam Makos

E: Jonathan Majors, Glen Powell, Thomas Sadoski, Joe Jonas, Daren Kagasoff.

M:Chanda Dancy.

F: Erik Messerschmidt.

P: Black Label Media, STX Entertainment, Sony Pictures Entertainment (SPE).


Posted

in

,

by

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: