«Un actor debe trabajar toda su vida, cultivar su mente, desarrollar su talento sistemáticamente, ampliar su personalidad; nunca debe desesperar, ni olvidar este propósito fundamental: amar su arte con todas sus fuerzas y amarlo sin egoísmo». Constantin Stanislavski.

A man called Otto, de Marc Forster.

Por Manuel Germano.

(@mangermano).

Llegó a los cines el pasado jueves la última película dirigida por Marc Forster, segunda adaptación de “A Man Called Ove”, de Fredrik Backman, una historia sobre un hombre con un corazón demasiado grande que se comporta de forma muy antipática con todo el mundo pero que esconde una bondad y generosidad únicas.

En los cines del país la película se titula “Mi vecino gruñón”, sí, nada ingenioso y demasiado tonto el nombre con el que llegó a salas. Tom Hanks es el encargado de personificar al protagonista en cuestión, Otto Anderson, un ingeniero que acaba de jubilarse y que por razones que la película se encarga de detallar y sobreexplicar intenta sin suerte quitarse la vida en varias ocasiones.

La trama gira en dos líneas temporales, la actual, donde Hanks es Otto y sus circunstancias, y el pasado, donde se relatan los diferentes acontecimientos que marcaron la vida del protagonista y que de alguna manera lo llevan a ser quien es hoy. El punto débil de la película de Forster es no poder salir de los lugares comunes, los golpes bajos y la explicación detallada de todas las causas y efectos de la trama. Sin embargo, debe valorarse que “Un vecino gruñón” logra transmitir escenas de humor muy bien construidas y ciertos pasajes dramáticos recreados con eficacia desde lo actoral. Tom Hanks se luce en este rol que le queda muy a mano. Es toda una revelación el trabajo de la actriz mexicana Mariana Treviño (“Club de cuervos”, “100 días para enamorarse”), quien protagoniza escenas conmovedoras y otras muy graciosas. Por otro lado, Truman Hanks (hijo de Tom), en su debut como actor, personifica al joven Otto con la inocencia e introversión que el personaje requiere.

Con un mensaje entrañable y momentos muy disfrutables, “Un vecino gruñón” logra transmitir aquello que se propone desde su argumento, con algunos vicios y reiteraciones sí, pero con un nivel artístico que compensa las falencias mencionadas.

Opinión: Buena.

Año:2022. País: Estados Unidos .Título original: A Man Called Otto. Duración
126 min. Guion: David Magee (Guion original: Hannes Holm) (Novela: Fredrik Backman). Música: Thomas Newman. Fotografía: Matthias Koenigswieser


Posted

in

, ,

by

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: