Cine: «Amigos por siempre», de Neil Burger.

Por Manuel Germano (Tw @mangermano)

El nuevo filme de Neil Burger (El ilusionista, Sin límites, Divergente), propone una versión adaptada de la exitosa comedia francesa «The Intouchables«, una producción que recibió el premio a Mejor película en el Festival de Tokyo y el Goya a Mejor película europea, además de ser candidata a ganar en la categoría de Mejor película de habla no inglesa en los Globos de Oro y BAFTA. El film francés, a su vez, fue la adaptación de una novela original de Philippe Pozzo di Borgo llamada Le Second Souffle.

La película original francesa, luego tuvo su versión argentina, protagonizada por Rodrigo de la Serna y Oscar Martinez, bajo la dirección de Marcos Carnevale, y este año llegó a los cines la cinta de Burger, con los protagónicos de Kevin Hart («The Wedding Ringer»), Bryan CranstonBreaking Bad», «Last flag flying«) y Nicole KidmanDestroyed«).

La trama narra la historia de Dell Scott (Hart), quien luego de salir de prisión, se topa con la posibilidad de ser el asistente de Phillip Lacasse (Cranston), un acaudalado hombre con cuadriplejia. Esto no solo significa para Dell conseguir el empleo que necesita para obtener su libertad, si no también para poder ayudar su hijo y ex mujer.

La película desarrolla el vínculo que se crea entre estos personajes totalmente diferentes entre sí: la soledad, el dinero, el pasado, la no aceptación del otro, son algunas de las temáticas que el filme de Burger se encarga de exponer con humor y sensibilidad. En esta versión, claramente podemos ver puntos similares a las anteriores ya realizadas, sin embargo, el director logra crear una película muy bien construida, con un guión, que al igual que la versión original, no tiene desperdicio (Jon Hartmere, Eric Toledano, Olivier Nakache)

El punto más fuerte de la película es sin duda el trabajo que llevan adelante Cranston y Hart, quienes logran crear el vinculo entre los personajes desde las primeras escenas, además, con el papel de Kidman, la película suma en calidad: ver en escena a la dupla Cranston – Kidman es un lujo, a quienes la vean, sabrán el porque (no voy a spoilear).

«Amigos por siempre» es un homenaje a las amistades mas allá de cualquier tipo de diferencias: una opción que además de entretener, emociona.

Calificación: MUY BUENA

Ficha técnica.

Título original: The Upside
Dirección: Neil Burger
Guion:
Paul Feig, Jon Hartmere (Remake: Olivier Nakache, Eric Toledano)
Música: Rob Simonson
Fotografía: Stuart Dryburgh

Empresas Productoras:
STX Entertainment / The Weinstein Company
Año: 2019
Duración: 126 min.
País: Estados Unidos
Género: Comedia dramática.

Sobre el director.

Neil Burger (Connecticut, Estados Unidos) es un director de cine conocido por dirigir el falso documental Interview With the Assassin en 2002 (que ganó el premio por Mejor Película en el Festival de Cine de Woodstock y fue nominado a tres premios Independent Spirit), la película El Ilusionista en 2006 (protagonizada por Edward Norton y Jessica Biel. Se presentó en el Festival de Cine de Sundance de ese año y abrió el Festival de Cine de Seattle) y la película Sin límites (2011), protagonizada por Bradley Cooper, entre otros trabajos.

Burger se graduó en la Universidad de Yale con un grado en artes, y luego comenzó a trabajar con películas experimentales durante la década de 1980.

Filmografía

Interview With the Assassin (2002) (falso documental, inédito en América Latina). Director y guionista

El Ilusionista (The Illusionist) (2006). Director y guionista

The Lucky Ones (2008). Director y principal guionista

Limitless (2011). Director

Divergent (2014). Director

The Upside (2017). Director

Cine: «Destrucción», de Karyn Kusama

Por Manuel Germano.

El nuevo thriller policial dirigido por Karin Kusama («La invitación», «Diabólica tentación»), y escrito por Phil Hay y Matt Manfredi (The Invitation, crazy/ beautiful), nos invita a recorrer, a través de dos lineas temporales distintas, diferentes fragmentos de vida de la detective Erin Bell (Nicole Kidman), quien luego de haber estado infiltrada en una misión de alto riesgo, toma la decisión de buscar venganza por mano propia contra un grupo de delincuentes con el cual tiene una historia en común.

A través de los ojos de Erin Bell, conoceremos no solo su faz policial, si no también (y aquí radica lo más interesante del filme), su faz personal, con sus miserias y altibajos, pero sobre todo, con la presencia de un amor que la impulsa a seguir adelante, aún cuando todo alrededor parecería derrumbarse.

Ver a Nicole Kidman en este personaje es una muy grata sorpresa. La reconocida actriz, a la que últimamente se la pudo ver en «Aquaman«, y pronto también en «Amigos por siempre», lleva adelante un trabajo de composición tan complejo como valioso. Esta entrega le valió nominaciones como mejor actriz en los Golden Globe Award, Satellite Award, y AACTA International Award. Con escenas muy bien logradas, logra traspasar la pantalla y cautivar al espectador. También cabe destacar el trabajo de Jade Pettyjohn, quien en el rol de hija de Erin Bell, comparte con Kidman escenas intensas y con una potente carga emotiva.

Ahora bien, más allá del gran trabajo de Kidman, la película no logra, desde su trama policial, alcanzar efectividad: por momentos se vuelve predecible, poco dinámica y aleccionadora desde el punto de vista moral, algo a lo que ya estamos acostumbrados, y que no tiene nada interesante para aportar.

«Destrucción» es un filme que hace lucir a Nicole Kidman: tanto la crítica como las nominaciones a diferentes premios así lo ratifican. Verla es siempre un buen plan, y esta película no es la excepción.

Calificación: Buena.

Ficha técnico – artística

Título original: Destroyer

Año: 2018

Duración: 123 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Karyn Kusama

Guión: Phil Hay, Matt Manfredi.

Música: Theodore Shapiro

Fotografía: Julie Kirkwood

Reparto:Nicole Kidman,  Sebastian Stan,  Tatiana Maslany,  Toby Kebbell,  Scoot McNairy, Bradley Whitford,  James Jordan,  Toby Huss,  Jade Pettyjohn,  Shamier Anderson, Jan Hoag

Productora: 30West / Automatik Entertainment. Distribuida por Annapurna Pictures

Comentarios del director.

Destrucción es, en esencia, una película sobre cómo enfrentar tus errores y tomar la valiente decisión de asumir la responsabilidad por tus acciones. Dentro de los marcos relacionables de una película policial, crimen y suspenso, también se trata de un análisis de la personalidad, que gira en torno al paisaje psíquico herido pero resistente de una detective de Los Ángeles llamada Erin Bell. El mundo criminal que investiga, junto con una estructura narrativa que permite una sorpresa narrativa, recuerda películas como Heat y The Usual Suspects. Pero el filme también permite un acceso íntimo a ella en una tradición de películas de género tan variadas como Taxi Driver, A Prophet o Nightcrawler. Gracias a su complicada protagonista femenina, la película resulta más moderna y relevante, y no puedo pensar en ningún otro personaje que me haya gustado más que éste. La imagen y la sensación de la película reflejan el mundo de los extremos en los que habita: un seductor espejismo de los rayos del sol de Los Ángeles y las mantas de ensueño de la niebla costera, alimentadas por el asalto sónico del desierto del metal de 1990 y las confecciones de los rankings de música pop de las radios de hoy. Aunque Destrucción se mueve entre dos marcos de tiempo distintos, ocupa principalmente la ciudad de Los Ángeles de hoy, un crisol del siglo 21 de abogados corruptos y delincuentes, traficantes de armas y predicadores locales, trabajadores de clase media y charlatanes carismáticos. Esta vasta ciudad, conectada por extensos sistemas de autopistas y salpicada de vecindarios tan diversos como su gente, es en sí misma un reflejo del alma dividida de Erin Bell: cargada de secretos y mentiras, luchando por descubrir qué es real en un paisaje de superficies cuidadosamente cultivadas. Si bien gran parte del enfoque visual de la película debe ser innegablemente visceral y crudo, existen oportunidades para la belleza y el lirismo inesperados. Los momentos de redención, tanto visual como moral, deben ser excepcionales pero conseguidos con mucho esfuerzo.Destrucción pretende descubrir todo tipo de “destructores” primarios: dinero, avaricia, hambre, pero también revelará las insidiosas cualidades de la memoria, la negación y el inexorable paso del tiempo. Si bien los impulsos destructivos de la sociedad parecen haber alcanzado un punto apocalíptico máximo, lo que considero que es más imperioso y humano de explorar es la voluntad peculiar del ser humano de sabotearse a sí mismo. Al presenciar la autodestrucción de Erin Bell, nos vemos obligados a enfrentar nuestros propios “destructores”. Al final, ella paga un precio terrible por su redención, pero aun así la encuentra. La audiencia experimenta la espiral de arrepentimiento y vergüenza que impulsa su odisea al pasado, pero también es testigo del viaje heroico de un personaje moralmente comprometido, una mujer que finalmente decide enmendar un error a cualquier precio. Como una parábola, Destrucción es una historia vigorizadora de una “mujer contra sí misma”, un aullido sostenido cuya historia, espero, nos pertenece a todos.

Series: «Big little lies», de David Kelley

La multipremiada serie transmitida por la cadena FOX, y que actualmente puede verse en Flow, relata la vida de  Celeste, la recién llegada Jane,  Madeline y Renata, cuatro madres que viven en Monterrey, California. Cada una de ellas con un estilo de vida propio, y poco similar con el de las demás, se verán trenzadas en discusiones, pero también unidas ante lo que deban enfrentar.

La serie de siete capítulos, creada por David E Kelley comienza por el final: una persona muere en Monterrey y la policía comienza a investigar el caso: quien muere y bajo que circunstancias es algo que el espectador va descubriendo capitulo a capitulo. El recurso del flashback está inteligentemente ejecutado, manteniendo el suspenso durante el relato de toda la historia, que si bien relata acontecimientos varios, desde la banalidad de algunas cuestiones, a otros temas más profundos y complejos, nunca pierde el hilo conductor: un argumento sólido bien narrado.

Por parte de las actuaciones, sin duda el elenco de la serie sea una de las razones por la cual vale la pena verla: definitivamente es una serie de actores, pues exhibe  trabajos de composición notables, que no solo han sido bien recibidos por la audiencia, sino también por la crítica, pues el cast se ha llevado los galardones más codiciados, como el de mejor actriz protagónica en drama (Nicole Kidman), mejor actor (Alexander Skarsgard), mejor actriz de reparto (Laura Dern), entre otros, tanto en los Globos de Oro, Emmy y el Premio del Sindicato de Actores.

Del reconocido equipo, se lucen los trabajos de Nicole Kidman y Alexander Skarsgard, que interpretan un matrimonio aparentemente perfecto, pero que ocultan un secreto tan oscuro, como destructivo.

Con un diseño de producción y recursos técnicos de primer nivel (banda sonora de lujo), los productores de la serie ya han confirmado la segunda temporada, que tendrá como una de las protagonistas a Meryl Streep, y que llegará al país para el 2019.

Dinámica, original y con muy buenas actuaciones, «Big little lies» es una de las opciones del streaming que ofrece Flow que vale la pena ver.

Calificación: Muy buena.

Creador: David Kelley.

Elenco: Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woolley, Alexander Skarsgard, Adam Scott, Zoe Kravitz, James Tupper, Jeffrey Nordling, Laura Dern.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.