Dolor y gloria, a través de los ojos de Federico.

Por Cecilia Della Croce.

Federico García Lorca es una de las más grandes plumas de las letras españolas, cuya vida y obra es símbolo de la lucha de quienes buscan un horizonte suficientemente vasto para darle alas a su libertad, que trágicamente se topó con el techo opresor una España en los albores de la Guerra Civil y la noche negra del franquismo.  Oscar Barney Finn, director de cine y TV, además de guionista, asegura que las temáticas que cruzan la vida de García Lorca son tremendamente actuales: “García Lorca fue un hombre que luchó contra las adversidades de la época en que le tocó vivir, y hoy en seguimos luchando contra los mismos molinos de viento, contra muchos prejuicios. Lo que en los años de la década de 1930 definió su destino vuelve a ser tema”.

El prestigioso director, quien en esta etapa de su carrera está a cargo de varias puestas teatrales muy interesantes (El diccionario, excepcional retrato de la académica española María Moliner, y La reina de la belleza son dos que vuelven a estar en cartel en esta temporada 2020), evoca el mundo lorquiano, a través de una selección de textos de su obra dramática, sus cartas y su música, y se inspira en las palabras del gran granadino para trazar un recorrido emocional que profundiza tanto en sus logros artísticos como en sus frustraciones personales, para construir un iluminado relato en primera persona.

Este bello soliloquio poético está a cargo de Paulo Brunetti, quien apoyado apenas en unos pocos elementos escénicos, más las imágenes proyectadas en una pantalla gigante como telón de fondo, brinda una interpretación sensible, como si fuera un artesano que va entretejiendo una suerte de tapiz en el que plasma diversos paisajes y climas. Acompañado por un eco de guitarras flamencas que van marcando el ritmo dramático, Brunetti, en la piel de Federico, nos cuenta un cuento que por momentos es una nana que recuerda los años de infancia en la acomodada casa de pueblo en Granada, y por momentos se transforma en una ominosa seguiriya gitana, o una alucinación febril en la que interactúa con una misteriosa figura de bata de cola blanca (Dayana Bermúdez), ya la luna, ya la muerte, muda testigo del desdichado derrotero final del alma del poeta.

Inspirado retrato de un poeta tan apasionante como vigente.

Ficha técnico artística

“Muchacho de Luna”

Un espectáculo de Oscar Barney Finn sobre textos de Federico García Lorca

Intérprete: Paulo Brunetti, con la participación de Dayana Bermúdez

Producción general: Finn – Brunetti – Vannelli

Asistente de dirección: Tomas Heck – Mauro J. Pérez

Diseño iluminación: Oscar Barney Finn

Escenografía: Paula Molina

Vestuario Paulo Brunetti: Nicanor Bravo

Vestuario Sabrina Macchi: Paula Molina

Audiovisual: Robert Diaz

Prensa: Duche&Zárate

Diseño gráfico: Leandro Correa

Producción Ejecutiva: Sol Vannelli

Datos de interés

Teatro El portón de Sánchez – Sánchez de Bustamante 1034

Funciones: Domingos a las 20.30hs

Localidades: $ 450.- Promo: 2 x $ 800.-

Entradas en venta en el teatro y por alternativateatral.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s