The lost city, de Aaron Nee y Adam Nee.

Por Manuel Germano.

El pasado jueves llegó a las salas de cine «La ciudad perdida», una película de humor protagonizada por Sandra Bullock que logra entretener al espectador y sorprende por su frescura y originalidad: es un delirio y se hace cargo de ello sin pretensiones.

Bullock encarna a Loretta Sage, una escritora de novelas de romance cuyo personaje principal «Dash» (Channing Tatum) se ve envuelto en un sinfín de riesgos y desafíos de los que sale siempre ileso. Cómo en las novelas, la película relata la travesía que la escritora y Alan («Dash») se ven envueltos tras el secuestro de Loretta en manos de un excéntrico multimillonario (Daniel Radcliffe) que dice estar cerca de encontrar una antigua ciudad en una remota isla y necesita de la escritora para descifrar el lugar exacto donde este lugar se encontraría.

El conflicto principal, escapar con vida de esa isla, se sortea con muchísimo humor, escenas de acción, un guión divertido y simple que cumple con lo que se propone: divertir al espectador durante sus dos horas de duración, algo nada sencillo. La historia totalmente disparatada es coherente dentro de su argumento y no busca un objetivo distinto al de entretener.

Los personajes están muy bien delineados y dentro de sus estereotipos, cumplen con las expectativas. La elección del cast es muy atinada y la dupla Bullock – Tatum funciona en este tipo de producciones.

Una divertida propuesta para toda la familia, para olvidarse de los dramas y pasar un buen rato.

Opinión: Buena.

Dirigida por:
Aaron Nee, Adam Nee

​Elenco:
Sandra Bullock, Channing Tatum, Daniel Radcliffe, Brad Pitt

​Título Original:
The lost city

Los 80 están de vuelta, de Cecilia Milone y Nito Artaza.

Por Manuel Germano.

La marquesina del teatro Atlas de Mar del Plata este verano muestra una paleta de colores vivos y con imágenes a gran escala, a los dos protagonistas de «Los 80 están de vuelta»: Cecilia Milone y Nito Artaza, secundados por un grupo de bailarines conformado por Nando José, Vicky Dolan, Gero Arias, Belen Di Giorgio, Estefania Pastocchi y LeFer Ibarra, acompañados por el artista y coreógrafo Ariel Pastocchi, Gustavo Monje como artista invitado, y Gustavo Calabrese en piano y dirección musical.

Rememorar una época, trasladarse a ella, implica adentrar al espectador a un universo de personajes, canciones, artistas, publicidades y chistes que marcaron una etapa muy particular para los que transitaron esos años. Los 80 están de vuelta invita y logra sumergir a la audiencia en aquella década tan añorada.

El cuadro de apertura del espectáculo es una continuación muy bien hilvanada y realizada de escenas musicales, con un sofisticado diseño coreográfico de Ariel Pastocchi, que dejan bien en claro de que se trata el show y con que se va a encontrar el espectador. Cada miembro del elenco se luce en pasajes musicales donde el cuerpo de baile recorre el escenario con destreza y pasión, mientras que Gustavo Monje le aporta al espectáculo la dosis de humor que brinda la obra.

Nito Artaza interpreta sus clásicos personajes con gracia, mientras que Cecilia Milone se adueña del escenario en varias ocasiones y deslumbra con su voz. Una artista extraordinaria que emociona al espectador con temas icónicos de los ochenta y que se lleva los aplausos más fervorosos del show.

«Los 80 están de vuelta» es un show para toda la familia lleno de color, alegría y buena música que se disfruta y agradece de principio a fin. Una de las opciones más divertidas y convincentes de la cartelera marplatense.

Funciones de martes a domingos. Entradas por Plateanet.

Teatro Atlas: Av. Pedro Luro, Mar del Plata.

«Somos nosotros», de Macarena del Mastro y Marcelo Caballero. (Teatro).

Por Manuel Germano.

La temporada teatral en Buenos Aires fue lanzada en los días pasados y entre las obras que levantan el telón en Calle Corrientes se encuentra «Somos nosotros», una comedia de Macarena del Mastro y Marcelo Caballero, con dirección de Ariel del Mastro (arte) y Marcelo Caballero (actores).

¿Es posible enamorarse de alguien además de tu actual pareja? ¿Cómo se enfrenta esa situación? En «Somos nosotros» una joven pareja (Fonzi – Pachano) es sacudida por la aparición de un tercero (Cyrulnik) que ha generado en uno de ellos un sentimiento tan fuerte como para poner en jaque la pareja convencional de dos personas. La decisión de charlar sobre este asunto más que particular abre la posibilidad de: aceptar al otro, con lo que eso implica también ante la mirada ajena- ó tomar la drástica decisión de terminar con ese vínculo, postura más «lógica» pero también drástica si uno piensa que el amor no ha cambiado.

«Somos nosotros» plantea estas posibilidades y preguntas en un tono cómico que despierta las carcajadas en el público, el cual puede sentirse identificado sobre qué postura tomar en la voz de los diferentes personajes de la obra, interpretados por Sofía Pachano, Tomás Fonzi, Fede Cyrulnik, Mica Lapegüe y Lionel Arostegui. El grupo de actores le aporta frescura a sus roles y si bien ciertos pasajes están llevados a un extremo desde lo actoral demasiado exagerado, no desencaja del todo en el tono que la comedia transita.

Las dupla de Sofía Pachano y Tomás Fonzi fluye y funciona muy bien. Ambos transitan momentos comprometidos desde lo emocional con profesionalismo. Fede Cyrulnik se desenvuelve con soltura en el terreno de la comedia, pero encuentra dificultades en las escenas que le exigen un compromiso emocional con el texto.

La iluminación con diseño de Ariel del Mastro y Anteo del Mastro acompaña los climas que la obra propone y la escenografía de Macarena del Mastro es sin duda vanguardista, aunque podría haberse utilizado de manera más funcional a los diferentes espacios que la obra recrea.

«Somos nosotros» despierta risas genuinas y logra entretener al espectador con sus premisas y planteos sobre la posibilidad de sentir amor por dos personas y mantener una relación en ese sentido.

Opinión: Buena.

Ficha técnica.

Dirección de actores: Marcelo Caballero/ Dirección de arte: Ariel del Mastro – Marcelo Caballero/ Vestuario: Gigi Romano / Prensa: Maxi Cardaci / Fotografía: Nacho Lunadei.

Elenco: Sofía Pachano, Tomás Fonzi, Fede Cyrulnik, Mica Lapegüe, Lionel Arostegui.

“Dolemite is my name”, diversión asegurada con un Eddie Murphy inoxidable.

Por Manuel Germano.

La película protagonizada por Eddie Murphy que se puede ver por Netflix, retrata la historia de Rudy Ray Moore, un vendedor de discos en los setenta con aspiraciones artísticas que parecían estar fuera de su alcance, pero que sin embargo logra hacer historia y saltar a la fama al adoptar el personaje de “Dolemite”, un proxeneta atrevido, vulgar y gracioso que capta la atención de la población afroamericana en Estados Unidos.

Cansado de ver cómo sus sueños artísticos se frustran a diario, Rudy pasa los días vendiendo discos en California, mientras que de noche actúa como presentador de bandas musicales en un bar en donde casi nadie se ríe de sus chistes. Un encuentro con un grupo de personas impulsará a Rudy a alcanzar sus sueños.

El particular rap de este personaje, caracterizado por un humor cargado de chistes sexuales, empieza a circular en cantinas y bares a la vez que es escuchado en discos que la comunidad afroamericana consume y disfruta. La fama no tarda en llegar, y con ello el sueño de no solo vender discos, sino también de crear su propia película.

Dirigida por Craig BrewerFootlose«,2011), la película recorre con sencillez el camino que Rudy Ray Moore transita para transformarse en el icono que significó para la historia del rap. Eddie Murphy es un gran comediante y en esta película lo vuelve a demostrar, acompañado por un muy buen elenco entre los que se cuentan Wesley Snipes, Da’Vine Joy Randolph y Chris Rock.

Estrenada en 1975, “Dolemite” recaudó diez millones de dólares y fue la primera de una serie de películas que Moore realizó junto a su equipo. Un gran acierto de “Dolemite is my name” es exponer cómo se filmó aquella icónica y en su momento rechazada producción: las escenas del detrás de camaras están muy bien logradas, son divertidas y elocuentes: el cine dentro del cine y un gran momento para reírse y pasarla bien.

Con una presencia muy satisfactoria en la temporada de premios de este año, “Dolemite is my name” es una comedia muy efectiva con un Eddie Murphy inoxidable.

Opinión: Muy buena.

Ficha técnico – artística.

Dirección: Craig Brewer. Guión: Scott Alexander, Larry Karaszewski. Música: Scott Bomar. Fotografía: Eric Steelberg. Reparto: Eddie Murphy, London Worthy, Wesley Snipes, Craig Robinson, Mike Epps, Tituss Burgess, Da’Vine Joy Randolph y elenco. Productora: Netflix / Davis Entertainment. Distribuida por Netflix. Productor: Eddie Murphy

Teatro: «No a la guita», de Flavia Coste.

Por Manuel Germano.

«¿Qué harías por dinero?» es el interrogante principal de «No a la guita«, la obra de la dramaturga francesa Flavia Coste que estrenó hace pocas semanas en el Multitabarís Comafi con dirección de Lia Jelin y las actuaciones de Betiana Blum, Felipe Colombo, Paula Kohan y Diego Reinhold. La multiplicidad de respuestas que se desprenden de esa pregunta se verán manifestadas en escena a lo largo del desarrollo de la divertida historia que propone el material.

Un joven arquitecto decide reunir una noche a su esposa, su madre y su socio para darles una noticia totalmente inesperada: ha decidido renunciar a una suma millonaria de dinero por razones para ellos incomprensibles y ridículas, motivado por la idea de que aquellos que tienen mucho dinero terminan convirtiéndose en personas repudiables. «El dinero no hace a la felicidad» se encarga de remarcar el personaje interpretado por Felipe Colombo ante la resistencia y enojo de sus seres queridos.

Este hecho que separa la postura idealista en contraposición con la utilitarista es el nudo principal de la obra y a partir del cual se disparan diversas situaciones y conflictos entre los personajes. Durante la primera parte. El dinero es un tema universal y la decisión de que se hace con y por él es planteado con dinamismo y en clave tragicómica por Lia Jelin con muy buenos resultados durante la primera parte. Sin embargo, en sus últimos quince minutos el material plantea situaciones muy descabelladas que vuelven poco creíble el desenlace de la historia. Con el afán de sorprender el relato se vuelve inverosímil y pierde el divertido hilo narrativo que alcanza y mantiene en un comienzo.

En relación al elenco, es un placer ver sobre las tablas a una actriz como Betiana Blum, su carisma es incuestionable y sin dudas enaltece la puesta con su presencia. La reconocida actriz no pierde su frescura y simpatía y en una comedia de estas características esto es algo a destacar. La acompañan en escena Felipe Colombo, Diego Reinhold y Paula Kohan.

Los rubros técnicos funcionan muy bien, destacándose la cuidada y realista escenografía de Adriana Maestri.

Sencilla y graciosa, «No a la guita» llega a calle Corrientes y se instala como una opción a tener en cuenta para reírse y pasar un buen rato.

Opinión: Buena.

Ficha técnico – artística.

Interpretes: Betiana Blum, Diego Reinhold, Felipe Colombo, Paula Kohan 
Dirección: Lía Jelín 
Autor: Flavia Coste 
Vestuario: Mercedes Colombo 
Escenografía: Adriana Maestri 
Iluminación: Ricardo Sica 
Adaptación: Jorge Schussheim 
Traducción: Pablo Rey

Datos de interés

Funciones: Miércoles a Viernes a las 21. Sábado a las 20 y 22. Domingo a las 20. En el MULTITABARIS COMAFI (Av. Corrientes 831),Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Entradas: $ 1000